Una protesta gremial traba el combustible en las destilerías de Raízen (Shell), Axion y Trafigura (Puma Energy).

La medida de fuerza no afecta a las refinerías de YPF.

La Federación Argentina Sindical de Petróleo, Gas y Biocombustible (FASPeGyBio) mantiene un bloqueo desde la madrugada de este viernes en las refinerías de Raízen (a cargo de las estaciones de servicio de Shell), Axion y Trafigura (Puma Energy) para reclamar un ajuste salarial.

Las empresas advierten que, si se mantiene la medida que interrumpe la salida de los camiones de las plantas, crece la posibilidad de que se produzca un desabastecimiento de combustibles durante el fin de semana.

La conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo no fue acatada por el gremio, que exige una recomposición salarial del 13,5% por el año pasado y un aumento del 30% para 2020.

Las refinerías afectadas son la de Raízen en Dock Sud (la segunda más grande del país después de la planta de YPF de La Plata), la de Axion en Campana y la de Trafigura en Bahía Blanca. Entre las tres abastecen al 45% restante del mercado nacional.

«Está totalmente parada la actividad de abastecimiento«, dijo Pedro Milla, secretario general de la FASPeGyBio, en declaraciones radiales.

El paro no afecta a las tres refinerías de YPF, entre ellas la de Luján de Cuyo, que funcionan con normalidad. «La FASPeGyBio no tiene representación entre los trabajadores de YPF«, indicaron desde la empresa con control estatal, que abastece al 55% del mercado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here