Entre las provincias que menos pagan el combustible figuran CABA y Buenos Aires.

La última suba (ver nota) rondó en torno de 4,3% para las líneas de naftas y gasoil, porcentaje que fue mayor al que se aplicó en San Luis y San Juan.

Asi, en las estaciones de servicio del Gran Mendoza los valores que rigen desde el sábado son: naftas Súper $ 60,75 e Infinia $ 68,88, Diesel 500 $56,57 e Infinia Diesel $ 63,89.

Según relevamiento realizado por diario Los Andes. en San Juan, el aumento rondó el 4%, pasando la nafta súper de costar $60,93 a valer $63,34, en tanto que la versión mejorada subió de $69,99 a $73,24; por su parte las líneas de gasoil actualmente se cotizan a $58,99 (común) y $70,43 (premium).

En San Luis, según lo consignan los medios locales, el alza fue equivalente al promedio nacional de 3,5%. Desde el sábado, en la provincia gobernada por Rodríguez Saa, los valores de los combustibles de la empresa nacional son: súper $ 63,34 e Infinia $ 73,24 (naftas), Diesel 500 $ 58,99 e Infinia Diesel $ 71,15 (gas oil).

De este modo y pese a la diferencia en el porcentual del incremento, nuestra provincia sigue teniendo los precios más económicos de la región en materia de combustibles para la pretrolera estatal.

Se trata de un paso con el que YPF busca profundizar su camino para lograr –en el mediano plazo- un único precio de las naftas en todo el territorio nacional.

Los aumentos diferenciales buscan reducir las brechas entre regiones, hasta llegar a uniformarlos. La suba que promedió el 3,5% en todo el país, fue de entre 4,5 y 4,8% en el AMBA. En agosto el aumento promedio en el país había sido de 4,5% y en el AMBA las subas habían llegado hasta un 6%. Esto porque, fuera de la región patagónica, es donde históricamente los valores son más económicos.

No obstante, en el ranking de las provincias con los combustible más caros, Mendoza figura por debajo de de San Juan y San Luis (en ambas provincias un mendocino pagaría $2,59 más por cada litro de la nafta súper); también por debajo de Córdoba ($64,94), Salta ($64,40) y Jujuy ($2,59), entre otras. Recordemos que por costos logísticos, el valor al público del combustible en el Noroeste es en promedio un 4.5% más oneroso que lo que se expende en los surtidores de Buenos Aires.

Al comparar la actualización de precios publicados en el Ministerio de Energía de la Nación -tomando como referencia los valores de YPF- hay sólo siete provincias con una nafta súper más barata que Mendoza, seis de ellas están alcanzadas por el beneficio de la ley patagónica, normativa que también alcanza al departamento mendocino de Malargüe (allí el litro de súper cuesta $ 48,87 y el de diesel $ 53,93). Con el último incremento ajustaron los precios en el orden del 2%, partiendo de un valor de la nafta súper de $ 47,93.