El Gobierno ya tiene cerrado el lanzamiento de un acuerdo con China para el testeo en Fase 3 y el posterior desarrollo de una vacuna  contra el coronavirus en la Argentina del laboratorio chino Sinopharm ,que se entregaría en el país en una partida muy grande de manera gratuita y que luego se venderá a un precio preferencial.

Según informó Infobae,  el ministro de Salud, Ginés González García, mantuvo esta mañana una videoconferencia con las autoridades de Sinopharm y con funcionarios sanitarios de China que están en Beijing. Y se darán a conocer los detalles de ese acuerdo.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) ya confirmó que la Argentina dispondrá de un grupo de unos 4.000 voluntarios para realizar aquí los estudios de testeo clínico en Fase III de la vacuna contra el coronavirus que ya desarrolló en China Sinopharm y el Instituto de Productos Biológicos de Beijing a través de la Fundación Huésped. En la Argentina hay un acuerdo previsto con el laboratorio Elea Phoenix.

“Esta es una gran noticia que sumará nuevas expectativas para una solución a la pandemia. El diálogo con China fue altamente positivo”, expresó un funcionario del Ministerio de Salud. Ayer, el ministro González García había dicho enigmático: “En los próximos días habrá más novedades de otras vacunas”.

El plan de trabajo que se acordó entre la Argentina y China es que en lo inmediato nuestro país y Emiratos Arabes sean, por ahora, los únicos países donde se realizará el testeo de la vacuna.

En China ya hubo un testeo a 200.000 voluntarios en Fase III. Y según lo acordado con ANMAT la decisión de aceptar las pruebas en la Argentina de la vacuna de Sinopharm le dará hacia el futuro la posibilidad a nuestro país de contar con una partida aun no definida de vacunas gratis (se habló de 20 millones) y también un esquema de comercialización a precios preferenciales.

En la Casa Rosada aclararon que “no hay incompatibilidad” entre el acuerdo sellado con la Universidad de Oxford y los avances en las negociaciones con China para el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus.

A la vez, destacaron tanto en la Casa Rosada como en la Cancillería que las buenas relaciones de Alberto Fernández con su par Xi Jinping “ayudaron mucho” a avanzar con este acuerdo. De hecho, China fue uno de los países que más insumos entregó a la Argentina para mitigar el avance del COVID-19.