Febrero se ha caracterizado por las frecuentes precipitaciones y fuertes tormentas.

El Vale de Uco, gran lugar productivo ha iniciado la cosecha en algunos cultivos y espera por comenzar en otros, sin embargo, el corriente mes ha traído abundaste lluvias que afectan la actividad.

Gabriel Rizzato, de la Dirección de Agricultura y Contingencias climáticas dialogó con Canal 8, “en lo que va del mes de febrero ya han caído cerca de 50/60mm. En lo que va del año, podemos decir que ya hemos superado los 100mm en promedio, en el Valle de Uco”.

Las condiciones climáticas son características de esta etapa del año, como resultado, “se encuentran afectado muchos cultivos, sobre todo el durazno que se encuentra en plena cosecha, las lluvias han provocado la caída podredumbre, a raíz de hongos”.

Aunque la actividad fuerte para la cosecha de la uva tiene lugar en marzo, ya se trabaja con algunas variedades ,a las cuales las lluvias también han afectado. “El resto de los frutales que están en cosecha también debido a la humedad. En el tomate, también se registran daños”.

En cuanto a un pronóstico a futuro, Rizzato, “esperemos que pueda mermar las lluvias, para terminar la cosecha”.