El doctor César Bunader brindó recomendaciones.

En días de bajas temperaturas, se busca alternativas para calefaccionar los hogares. Pero, hay que hacerlo de manera correcta, ya que podemos exponernos a uno de los grandes peligros del invierno, el monóxido de carbono.

La combustión incompleta de artefactos de uso doméstico para calentar el ambiente y la falta de ventilación suelen ser un combo mortal producto de la intoxicación que provoca la inhalación de monóxido de carbono. Frente a esto, hay que estar atentos.

En diálogo con Canal 8 el doctor César Bunader, alertó “la falta de oxígeno, la acumulación de monóxido de carbono produce una intoxicación. Los síntomas leves de esa intoxicación son, dolores de cabeza, mareos, sensación de sueño. Puede aparecer vómitos, dolor abdominal”.

“Ante estos síntomas en algún integrante de la familia o más, hay que consultar inmediatamente en el hospital. Se debe apagar todo, ventilar el ambiente y asistir a la persona”.

Las fuentes más frecuentes de este gas son las estufas, calefones, braseros a carbón o leña, salamandras, las cuales deben estar controladas. También, hornallas y hornos de la cocina, por lo que se recomienda evitarlos

Bunader, además detalló, “la recomendación es intentar abrigarnos un poquito más de noche, pero tener el ambiente más ventilado y sin sistemas de calefacción que consumen el oxígeno”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here