Autoridades provinciales y municipales buscan alternativas para que los sectores vuelvan a trabajar.

Los salones de eventos y boliches, se encuentran sin actividad desde el inicio de la pandemia, y tras las primeras medidas que tomó el Gobierno de la provincia. Ahora luego de meses sin poder retomar el trabajo, y con un pedido por parte de los sectores afectados, las autoridades de provincia y municipios trabajan en una alternativa y protocolo que permita reactivar la economía.

Sin ninguna confirmación hasta el momento, se estima que no podrán volver a trabajar con el mismo sistema que tenían previo a la pandemia. Ya que una de las opciones en estudio es habilitarlos para que puedan funcionar como restaurantes. Según confirmaron los intendentes de Ciudad y Las Heras, esta idea fue analizada en conjunto con el gobernador Rodolfo Suárez.

Si esta primera solución recibe una respuesta positiva por parte del mandatario provincial, los dueños de salones y boliches deberán requerir la ampliación de rubro en los municipios para poder trabajar como restaurantes, con las restricciones y bajo las modalidades permitidas actualmente.

Ulpiano Suarez, fue uno de los intendentes que adelantó parte del plan y aseguró, “para los salones de fiestas, boliches y locales bailables que no están funcionando, está la posibilidad que trabajen como restaurantes, pizzerías y sandwicherías, obviamente cumpliendo con los requisitos para funcionar como tales”.

Por otro lado agregó que “todos esos salones disponen de cocina. O sea que hay que hacer un ajuste administrativo y requerir la ampliación del rubro, pero es posible. Es una manera de ayudar a estos establecimiento hasta tanto se puedan volver a realizar los eventos que tradicionalmente allí se realizaban”, declaró en medios provinciales.