Hasta el momento no hay un anuncio oficial.

Fernández termina de definir por estas horas el nuevo DNU que regirá a partir del 22 de mayo y, entre las posibles medidas, estudia la idea de establecer 9 días de confinamiento estricto para bajar los casos en todo el país.

Para el Poder Ejecutivo, un cierre total solo durante los fines de semana “no alcanza” para frenar la suba de contagios.

El cierre total de actividades y circulación desde este sábado hasta el domingo 30 de mayo, implicaría al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), los partidos del conurbano bonaerense y los distritos en alerta epidemiológico y sanitario.

Este confinamiento estricto incluiría la suspensión de clases presenciales y para atenuar se restituiría el feriado puente del lunes 24 de mayo, de modo que en principio serían solo tres días (miércoles, jueves y viernes) los de clases virtuales.

Aunque también hay otra posible medida en estudio, que sería endurecer las restricciones y controles entre lunes y viernes, e ir hacia un cierre total durante los fines de semana.

Se aguarda un anuncio oficial por parte de Alberto Fernández.