Se trata de las viviendas que restaban entregar correspondientes al  barrio Virgen del Valle.

El intendente tupungatino, Gustavo Soto, hizo entrega de las últimas 4 llaves  de viviendas de la Unión Vecinal “Virgen del Valle I”, emplazadas en el conocido loteo T.I.S.A de ese departamento..

El barrio había sido entregado a la mayoría de sus propietarios a principios del mes de julio. Así, de las 25 viviendas de este conglomerado, 21 llaves ya estaban en manos de sus dueños y restaban 4 por entregar. Finalmente, en un acto simbólico el jefe comunal hizo la correspondiente entrega de estas últimas.

“Eran 25 casas que ya están construidas, solamente que se entregaron 21 porque en 4 casas faltaba completar una documentación y en esto el Instituto Provincial de la Vivienda dio un plazo a las familias para que regularizaran esta situación, este plazo se cumplió y obviamente las familias cumplieron con las reglamentaciones o documentaciones que tenían que completar o actualizar y hoy hemos hecho la entrega formal para que ya estas familias puedan acceder a sus viviendas” explicó Soto, quien junto al director de Vivienda de la comua, Javier Pulido, realizaron la entrega de llaves a los flamantes propietarios.

“Esto comienza hace 12 o 13 años que se formó la Unión Vecinal, y hemos tenido realmente subidas, bajadas, grandes luchas en comisiones y en unir a los vecinos para lograr este objetivo, creo que hoy estamos al fin de la primera etapa, todavía nos queda mucha gente, somos la Unión Vecinal más grande, tenemos 92 socios y vamos por 25 casas entregadas, estamos licitando ya la segunda etapa y esperamos cumplir con el sueño de todos de tener nuestra casita propia” expresó el presidente de la Unión Vecinal, José Bocchia.

Vale decir, que esta obra se encontraba enmarcada dentro del Programa Federal “Techo Digno” y fue licitada en el año 2017, los fondos fueron aportados por el gobierno provincial y municipal quienes se hicieron responsables. Las viviendas fueron realizadas por la empresa constructora “Convicciones”, en estructura de hormigón, ladrillón y cubierta liviana de madera y chapa, en una superficie total de 70,95 m2; con una inversión aproximada –en el 2017- de un millón de pesos por cada vivienda, presupuesto inicial que si fuera actualizado a la fecha rondaría en una inversión de 70 millones de pesos por las 25 viviendas.