Tras la vuelta de la actividad económica de las entidades financiera, la dicotomía “cuarentena y apertura” ha creado cierto movimiento de gente en las calles de los centros de los tres departamento del Valle de Uco.

La nueva excepción de 7 actividades comerciales y económicas que el gobierno nacional dictaminó en esta extensión del aislamiento preventivo, social y obligatorio hasta el 26 de abril, parece haber catapultado este lunes una suerte de “liberación” de circulación. Las excusas de “voy a pagar la tarjeta” o “voy al banco”, se suma ahora a la típica “voy al supermercado”.

Las largas colas en diferentes entidades y la gran circulación de automóviles en las calles principales céntricas parecen denotar las necesidades de los ciudadanos, algo seguramente previsible a partir del anuncio del presidente el pasado viernes.

Ante esto, los controles policiales están también presentes, y así lo advirtió el comisario distrital Marcelo Morales, quien afirmó que continúan llevando maniobras operativas en el marco de la cuarentena, en conjunto con las demás fuerzas de seguridad y los municipios. Este lunes “hemos tenido cierto movimiento a nivel ciudadanía, teniendo en cuenta que ha habido apertura bancaria, con cobros de jubilados y también el movimiento lógico en algunas casas comerciales en donde la gente tiene algunos créditos”, puntualizó Morales y agregó: “somos conscientes que ha habido algo de movimiento (más de lo habitual), pero esto es en función a la actividad económica y que es dentro del rango horario que ha dispuesto la presidencia de la nación en este sentido”.

Pese a esto, y sabidos de este movimiento, los efectivos policiales realizan los controles de rutina tal como lo han venido haciendo durante todos estos días de aislamiento obligatorio.