Así lo aseguró el secretario de la Cámara Argentina de Comercio,  Mario Grinman, al decir que «al menos 100.000 comercios no volverán abrir cuando pase la cuarentena». Ante esto, pidió que el Gobierno incremente la ayuda a empresas porque una porción importante de la pérdida de empleo será permanente.

“Somos respetuosos del dolor de los familiares de la gente que falleció, pero también hay que entender que una empresa que quiebra es una empresa que fallece, no se vuelve a abrir y son puestos de trabajo que no se vuelven a generar”, dijo Griman  en Radio La Red. El dirigente del sector comercial dijo también que las proyecciones de su sector que surgen de encuestas mensuales son preocupantes.

“En ese marco del 20% al 25% de empresas cerradas podemos hablar de 100.000 comercios cerrados como piso en los próximos meses, y todo depende de la duración de toda esta tragedia. En realidad va a ser muy difícil el día después porque así como nosotros siempre dijimos desde el 25 de marzo había que proteger tantas vidas como sea necesario en ese proceso había que ser muy cuidadosos de que no se destruya la economía”, dijo Grinman.

Grinman dijo estar a favor de las medidas de aislamiento social decididas para el Gobierno, pero que faltaba más apoyo al sector privado para que las empresas no quiebren.

“Nosotros somos respetuosos porque consideramos que la tarea que han hecho en el cuidado de la salud es excelente. Fíjese los números, comparado con otro país no tenemos nada que objetar. El tema es la economía, y por eso es necesario no dejar de ayudar desde el Gobierno sino incrementar la ayuda a los comercios porque es más fácil salir de la crisis con un empresariado pujante”, explicó el comerciante. “Ahora con empresas quebradas, fundidas, fallecidas, va a ser muchísimo más difícil el día después”, comentó.