Ya se presentó un borrador con el pedido.

El Gobierno nacional continuará analizando la semana próxima con los referentes de varias fuerzas de la oposición el borrador con la propuesta impulsada por el oficialismo para aplazar las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) al 12 septiembre y las elecciones legislativas al 14 noviembre, debido a la pandemia por coronavirus.

Al respecto, el jefe de gabinete Santiago Cafiero dijo, “es un tema que se debe discutir en el Congreso y cualquier tipo de modificación electoral tiene que tener acuerdo y consenso político”, y afirmó que el Gobierno nacional “adaptará el calendario según lo que decida el Congreso”.

Tras una reunión que mantuvieron el pasado jueves último en el Congreso con los referentes de Juntos por el Cambio, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, buscará reunirse la semana próxima con los referentes del Interbloque Federal, Unidad Federal para el Desarrollo y el Frente de Izquierda para avanzar en la posibilidad de postergar un mes las PASO y las elecciones legislativas.

La realización de la reunión con esos espacios opositores fue adelantada el jueves por el propio titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. El presidente de la cámara baja confirmó que se acordó “hacer una segunda reunión con los bloques de los partidos que no son de Juntos por el Cambio: la Izquierda y los partidos provinciales. Lo que pretendemos es buscar un consenso general con garantías de participación democrática”, explicó.

Para que sea posible, se requiere un acuerdo político, ya que las leyes electorales necesitan mayorías calificadas de 129 votos en Diputados y de 37 en el Senado (la mitad más uno de los miembros de cada Cámara), por lo que hace falta un consenso entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio.