Alfredo Cornejo, diputado nacional y presidente de la UCR, advirtió que la crisis social post pandemia del coronavirus “será de una magnitud inigualable” y “superior a la de 2001 y 2002“.

Si Alberto Fernández quisiera hacer un acuerdo con la oposición sobre reformas previsionales, laborales o impositivas, el kirchnerismo lo bloquearía

La crisis social será de una magnitud inigualable, superior a la de 2001/2002. De eso no me cabe la menor duda. Las fórmulas para enfrentarla constituyen la verdadera grieta. La grieta es entre un sector que produce, que crea riquezas, que quiere progresar a través del esfuerzo individual y colectivo, y la de un sector que pretende un Estado multipresente, sin importar cómo se lo financie“, dijo al ser entrevistado por Jorge Fontevecchia para “Periodismo Puro”

Pero la salida va a ser con la misma fórmula de 2001: un tipo de cambio real alto, y deterioro de los salarios y de los ingresos del sector público y privado. Eso llevó a que en los primeros años hubiera inflación baja. Aquí es probable que sea inflación alta, no creo que hiperinflación“, dijo Cornejo.

Se dice “moderadamente optimista” y prefiere creer que Argentina está “frente a una oportunidad“: “La salida de la cuarentena va a ser una oportunidad para las ideas del verdadero progreso social. La oportunidad de cambiar relaciones laborales, de crear una legislación impositiva pro inversiones“. Sin embargo, no se muestra optimista si con respecto a la actitud que el kirchnerismo tome después de la pandemia: “Puede que la sociedad argentina se esté cocinando como la gallina en el agua fría y que no se perciba que se está yendo hacia un callejón sin salida que no se pueda financiar“.

Otro escollo para paliar la crisis, opina Cornejo, es la “ambigüedad” del presidente Alberto Fernández: “Hay que analizarlo más por lo que hace que por lo que dice. Los hechos dirán si la reforma judicial es para remover jueces y cambiar y para controlar las causas Hotesur, Los Sauces y Cuadernos o para mejorar el funcionamiento de la Justicia. Los hechos van a hablar más que las palabras

Cornejo analizó que a lo largo de sus siete meses de gobierno Fernández “fue más que para el lado de promover inversión y una economía sana, para el otro: en los hechos fue hacia instrumentos más populistas“.

En la cuarentena, la asistencia no es a las empresas, sino a las personas. No hay propensión a que no mueran las empresas, a diferencia de lo que hicieron los gobiernos europeos o el uruguayo, u otros países. Los hechos hablan más que las palabras“, reflexionó.

Fuente: Perfil.com