Con el objetivo de acelerar el resultado de las muestras de los análisis de COVID-19, el Gobierno de Mendoza instaló en el Valle de Uco un Laboratorio de Biología Molecular. El año pasado inició su funcionamiento, en el mes de octubre, y desde ese momento todos los análisis para detectar el coronavirus se procesan en la región.

Desde el Estado provincial se tomó la decisión de conformar esta estructura con equipamiento de alta tecnología, logrando que este avance sea fundamental para el abordaje de la pandemia en la región. Además, en los momentos donde se efectuaron menos testeos, se realizaron análisis de otras patologías, ya que el nuevo equipamiento es compatible con otras enfermedades.

“La pandemia la iniciamos tomando muestras y mandándolas a analizar en un primer momento a Buenos Aires, y luego a laboratorios de la Ciudad de Mendoza. Ahora tomamos la muestra, la procesamos y el mismo día tenemos el resultado”, informó el director del Hospital Scaravelli, Luis López.

“No tengo más que palabras de agradecimiento para el equipo del Laboratorio de Biología Molecular, a cargo de la médica Susana Prieto. Son un equipo que está permanentemente abocado al procesamiento de muestras”, sintetizó López.

Desde que inició su funcionamiento, el 24 de octubre del año 2020, en el laboratorio se han procesado más de 8200 muestras. “Actualmente, el paciente que ingresa en la mañana al hospital, es hisopado, y a las 13, aproximadamente, ya tiene el resultado. Tener el laboratorio en el hospital cambió el funcionamiento y mejoró la dinámica de todo el equipo de salud, ya que además los pacientes se notifican con mucha más rapidez, por lo tanto, también se promueven más cuidados”, explicó López.

Por su parte, la profesional a cargo del equipo, Susana Prieto, comentó: “Lo que tenemos es un equipamiento muy costoso, que lo veníamos pidiendo desde hace años. Me capacité en el extranjero para poder traer estos servicios al Valle de Uco. Sin embargo, nunca se había logrado adquirir este equipamiento. Este es un gran avance que nos permite desarrollar servicios médicos complejos a futuro”.

“Sabemos que, terminada la pandemia, este servicio se aplicará en muchas áreas médicas. Es un equipamiento de alta tecnología que llegó para quedarse. Gracias a la nueva aparatología, en este hospital regional se podrán detectar enfermedades complejas que actualmente son diagnosticadas y detectadas luego de enviar las muestras a hospitales de Mendoza”, explicó el director del Scaravelli.