También piden evitar viajes al exterior.

Infectólogos piden tomar algunas precauciones debido al aumento de casos y la circulación de nuevas cepas del coronavirus. Se pide evitar los viajes al exterior y las reuniones sociales, sobre todo en lugares cerrados.

El pedido llega previo al fin de semana santa, de acuerdo a lo anunciado, no habrá restricciones solo se intensificarán los controles ya se que se espera movimiento turístico.
“Las variantes de coronavirus se van a dispersar por todo el mundo, es imposible evitarlo”, aseguró este martes Tomás Orduna, jefe de Medicina Tropical del Hospital Muñiz, y quien el lunes participó de la reunión del Comité de expertos junto al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.
Orduna agregó por otro lado, que lo importante es “retrasar la dispersión” de las distintas variantes y que por eso resulta clave el haber restringido los viajes al exterior, ya que “no es lo mismo que lleguen mil personas positivas a que lleguen con un cuentagotas”.
Ante el inicio del fin de semana largo, dijo que la “Semana Santa invita a cuatro días de jolgorio”, por eso advirtió que “la medida de prevención primaria es mantener la distancia, y eso no es algo que hace el Estado, lo hago yo”.
“Lo importante es tener una Semana Santa en salud, no importa si estoy en mi barrio o me voy a 500 kilómetros, el distanciamiento social es la clave para que no tengamos después una post semana santa que tengamos que lamentar”, agregó.

Además, manifestó que “el mensaje a transmitir es que hay que evitar a toda costa los viajes, no es un buen momento para viajar”, pidió Florencia Cahn.
Por otro lado, la especialista afirmó, “en el ámbito laboral, en la escuela puede haber algún caso pero la gran parte de los contagios se dan en los momentos recreativos, en las juntadas, en los bares en los boliches, por estar mucha gente junta”.
En la misma línea, Javier Farina, miembro del Comité asesor del Gobierno durante la pandemia, sostuvo que “lo que hay que priorizar es la presencialidad y no una pijamada, ir todos juntos a comer o quedarnos en la puerta del colegio charlando con otro papá”.