Por mano propia combaten la inseguridad.

Un grupo de vecinos de un barrio en San Miguel de Tucumán, decidió conformar un frente de milicia para combatir la inseguridad que reina en su barrio. Para su defensa,  llevan armas, cuchillos, machetes, bastones y otro tipo de armas caseras y se dividen en turnos para patrullar las calles.

Según señaló un medio local, La Gaceta Tucumán, “es un grupo de padres, tíos y vecinos que se cansó de que los delincuentes vengan y ataquen a los más chicos. Les ponen la pistola en la cabeza para sacarles una bicicleta, asaltan a sus hijas, a sus hermanas y a sus esposas. La gente está cansada”, señala un comerciante del barrio Diza.

El grupo está integrado por vecinos muy bien pertrechados que se dividen en turnos y salen a patrullar las calles.

La muerte de Juan Pedro González, un vecino de la zona de 74 años que se desempeñaba como seguridad privado y que fue asesinado hace algunos días por dos motochorros, fue uno de los disparadores para que el grupo se conformara, según explicó Parra, quien no solo denunció los robos y ataques a vecinos, sino también la usurpación de viviendas.