Su pareja, quien viaja esa noche junto a el, asegura que nunca había tenido una reacción similar.

Continúa la conmoción por el brutal ataque a la mujer de Tunuyán y su pareja durante el pasado viernes, luego de compartir un asado, con quien posteriormente sería el autor del crimen.

Ahora, manifiestan que el único imputado por el hecho, Fernando Figueroa, de 43 años, sufre ataques psicóticos y que se encuentra medicado. El sujeto, está señalado por el asesinato de Adela Rodríguez y su pareja Cristian Ivars, quienes fueron atropellados y atacados a hachazos luego de compartir una cena en la alta montaña. La pareja del acusado declaró que jamás había tenido un ataque tan violento y desmedido.

El propio Figueroa habría relato lo ocurrido, siempre con tranquilidad.  Este hombre en un primer momento, fue imputado por homicidio simple, por la muerte de Adela Rodríguez. Pero luego de la muerte de Cristian Ivars, la fiscal de Homicidios Andrea Lazo, cambió la calificación y la causa quedó como homicidio agravado por alevosía, lo que prevé una pena de prisión perpetua.