Incluso en el mismo edificio donde la vicepresidenta reside en la actualidad, sus propios vecinos le hicieron saber sus sentimientos, colgando una gran bandera en el frente.

En Recoleta la gente se manifestó golpeando sus cacerolas y con bocinazos desde sus vehículos. Se desconocía si la vicepresidenta estaba en el lugar, aunque sí estaban presentes los autos y el personal de custodia que suele acompañarla.

La protesta se hizo sentir en distintos barrios de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como en las esquinas de Acoyte y Rivadavia, Avenida Santa Fe, Avenida Corrientes y 9 de Julio; también hubo reclamos frente a la Quinta de Olivos y en la principales ciudades del Interior.

La marcha de grupos opositores al Gobierno de hoy por la tarde convocó a los ciudadanos de todo el país para protestar por las restricciones de la cuarentena, la situación económica y contra la reforma judicial que encara el Ejecutivo.

Uno de los sitios más representativos donde se hizo notorio el reclamo fue en el edificio que la vicepresidente Cristina Kirchner tiene en la calle Juncal y Uruguay, en el barrio de Recoleta.

De acuerdo a una imagen difundida por redes sociales, los vecinos de la exmandataria desplegaron una bandera con los colores celeste y blanco y la inscripción «República Argentina Democrática».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here