El Gobierno debe definir esta semana un reclamo tributario de Cristina Kirchner efectuado por su abogado Facundo Fernández Pastor.

El Gobierno responderá si corresponde que le descuenten a la expresidenta el impuesto a las ganancias o si queda eximida. Si se decide por la segunda opción, el Estado le tendrá que devolver las sumas descontadas desde 2010 hasta la actualidad, que podría significar un desembolso de millones de pesos a las cuentas de la vicepresidenta.

La abogada Silvina Martínez explicó que el pedido fue realizado por el juez Ezequiel Pérez Nami, quien subroga el juzgado Federal de la Seguridad Social N°10.

La vicepresidenta, a través de su abogado Fernández Pastor, venía reclamando la reliquidación de los beneficios que percibe como viuda del expresidente Néstor Kirchner. Cristina Kirchner considera que le retienen indebidamente el impuesto a las ganancias. También reclama hace tiempo por una liquidación incorrecta en el suplemento a la antigüedad desde que Kirchner se recibió como abogado.

Ella pretende cobrar tres cheques del Estado: el de vicepresidenta, el de viuda del expresidente Kirchner y el de expresidenta“, precisó Martínez.

Según el planteo de Cristina Kirchner, ella debe ser equiparada a un juez de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que no paga ganancias. En ese sentido, la vicepresidenta quiere que se disponga la devolución de las sumas indebidamente retenidas en concepto de Impuesto a las Ganancias.

Si la ANSES y la AFIP dictaminan a favor de la vicepresidenta, ingresarían a su cuenta cientos de millones de pesos, después de que eligiera a Máximo Kirchner y Florencia Kirchner como sus únicos herederos.