Autoridades sanitarias estiman que sea dentro de dos semanas.

Mendoza transitó la mini Fase 1 desde el domingo a las 16 y hasta el martes a las 5:30, con el fin de reducir la circulación y disminuir la curva de contagios. Con una buena predisposición de la comunidad y cumplimiento de las medidas, se esperan resultados favorables, aunque los efectos sanitarios de esta fase se conocerán recién dentro de dos semanas, según manifestaron autoridades de la salud.

Debido al crecimiento de casos, desde el Gobierno debieron implementar medidas, a los fines de resguardar la salud de los mendocinos. Con las calles desiertas y los festejos postergados, la provincia busca generar una baja en los contagios, ya que las cifras diarias registradas ponen en alerta al sistema sanitario.

La región del Valle de Uco registró una baja circulación, y se espera una disminución en los casos positivos. Durante la jornada de ayer, se conoció el reporte con el número de contagios más bajo de las últimas semanas, un total de 30 detectados por PCR.

La provincia cuenta con 19.332 casos positivos confirmados. Son 61 casos importados, gente que ha llegado de otros países, 12.050 por contacto estrecho con alguien que vino de otro país o dio positivo de COVID-19, 425 por casos confirmados por nexo clínico epidemiológico y 6.796 en investigación epidemiológica. También, la provincia tiene 9.526 personas recuperadas y 231 fallecimientos por COVID-19