El presidente dijo que “los problemas no se resuelven escondidos en patrulleros, tocando sirenas”, mientras que del otro lado también le contestaron. El tema está en su punto más espeso.

El presidente Alberto Fernández reafirmó el respaldo del gobierno nacional al bonaerense para dar respuesta a las necesidades de la provincia y aseguró que los problemas se resuelven “frontalmente” y no “escondidos en los patrulleros, tocando sirenas”. A estas declaraciones se sumó la respuesta de la policía, cuando uno de los referentes de las protestas que se dan en estos momentos en Olivos afirmó:. “Nosotros nunca nos escondemos. Fue una declaración inoportuna que no suma, resta. La sangre derramada de nuestros compañeros no merece una declaración así del Presidente”, aseguró uno de los líderes de la protesta y agregó: “Todo lo que ocurra a partir de ahora en la provincia de Buenos Aires es responsabilidad de las autoridades políticas”, apuntando directamente al presidente y ministros nacionales.

Mientras tanto, las protestas de efectivos policiales por mejoras salariales continuaban en distintos puntos de la provincia de buenos Aires, como Puente 12, en La Matanza, Lanús, Florencio Varela, Almirante Brown, Chacabuco, Coronel Suárez, Bahía Blanca, Lomás de Zamora, 9 de Julio y Trenque Lauquen.

En el medio de este conflicto, en la mañana de hoy en Puente 12 se vivieron momentos de tensión debido a que un oficial permaneció dos horas subido a una torre de energía de unos 15 metros de altura a modo de protesta, y se negaba a bajar, ante el pedido de familiares, compañeros y rescatistas.

En este clima caldeado, hoy se cumple el tercer día de conflicto entre el gobierno bonaerense y diversos sectores de la Policía que reclaman aumentos de salarios y mejores condiciones laborales.