El incremento se cobrará escalonado entre julio y marzo de 2022.

En conjunto, desde la comisión Nacional de Trabajo en Casas Particulares y el Ministerio de Trabajo definieron un aumento del 42% para el personal doméstico que se cobrará de manera escalonada entre julio y marzo de 2022. Por primera vez en la historia, desde septiembre, se les reconocerá antigüedad 1%. Por trabajo en zona desfavorable se suma un 2%. De esta manera, el incremento se cobrará: 13% con el sueldo de junio; 12% con el de septiembre; 5% con el de diciembre y 12% con el salario de marzo.

La negociación salarial no se realiza por paritaria sino que tiene lugar en el marco de la CNTCP. Se trata de un órgano creado por ley e integrado por representantes del Ministerio de Trabajo, del Ministerio de Desarrollo Social, del Ministerio de Economía; de los empleadores y de las trabajadoras. La comisión está presidida por uno de los representantes de la cartera laboral.

Se definieron los aumentos en las remuneraciones mínimas del personal de casas particulares, tal como sucedió en 2020. De hecho, la suba de 28% que se fijó a fines del año pasado terminó de pagarse en con el sueldo de abril, porque se partió en tres tramos: 10% en diciembre de 2020, 8% en febrero y 10% en abril.

Pese a esos incrementos, los salarios del servicio doméstico están rezagados en relación a otros sueldos, incluso, están debajo de la jubilación mínima, que en junio aumentó a $23.064. Actualmente, la remuneración mensual mínima del personal que realiza tareas generales y se retira a su casa para descansar es de $22.765,50. Para el personal con cama, en tanto, asciende a $25.315.