La exportación se realiza en el marco del protocolo firmado entre ambos países en 2018, que demandó un intenso trabajo entre organismos estatales y empresas exportadoras.

Con la presencia del subsecretario de Agricultura y Ganadería, Sergio Moralejo; el presidente de Iscamen, Alejandro Molero, y el director de Rio Alara SA y presidente de la Cámara Argentina de Productores de Cerezas Integrados (CAPCI), Alejandro Zimmerman, se despachó el segundo contenedor de cerezas mendocinas a China, y se han exportado hasta el momento 30 toneladas.

Moralejo destacó las características que presenta el gigante asiático como mercado para los productos locales, debido a que este país trabaja con contratos a largo plazo, “dando previsibilidad”. Aseguró además que “se trata de la segunda economía del mundo, toman a Mendoza como una provincia amiga y están dispuestos a comprar los alimentos que la provincia comercialice”.

Por otro lado, resaltó la importancia de la calidad y sanidad fitosanitaria como factores determinantes: “Hay países que pagan mayores precios por mayor calidad”. Asimismo, hizo hincapié en la necesidad de avanzar hacia un nuevo paradigma en la agricultura. “En este caso, se han dado todos estos parámetros: la inversión y la calidad fitosanitaria”, agregó.

Alejandro Molero, presidente del Iscamen, valoró el intenso trabajo realizado y la articulación entre el sector público y privado. Afirmó: “Consensuar todos los protocolos de exportación implicó un intenso proceso de reuniones técnicas y auditorías por parte de China y al final del camino estamos enviando los primeros contenedores de cerezas a China, lo que nos llena de orgullo”.

Molero se mostró optimista ante la posibilidad de que se firme el acuerdo entre Argentina y China, a partir del cual el país asiático finalmente reconozca las áreas libres de moscas de los frutos de Argentina, lo que incluye el Valle de Uco, así como los departamentos del Sur provincial y toda la Patagonia.

A partir de ese reconocimiento, otras especies vegetales y variedades locales podrían ingresar al mercado chino. “Después de las cerezas, sin lugar a dudas, se abre el camino para otras frutas, de carozo fundamentalmente, que Mendoza produce, por lo que es un momento de enorme alegría para la producción local”, informó el funcionario.

Zimmerman, presidente de la Cámara Argentina de productores de cerezas integrados (CAPCI), subrayó el trabajo que han realizado tanto el Iscamen, en la provincia, como el Senasa a nivel nacional, para el reconocimiento de las áreas libres de moscas de los frutos.

Agregó también que la firma de esta declaración “dará una oportunidad comercial inmensa para el sector agrícola, siendo un logro importante para la Mendoza y la industria”.