Fue anunciado oficialmente.

El gobierno de Río de Janeiro anunció la detección de una nueva variante del coronavirus en el interior de ese estado junto a la frontera con San Pablo, ambos ubicados en la región sudeste de Brasil, la más poblada del país. “Hasta el momento no se puede afirmar que (la nueva variante) sea más letal o transmisible” que las otras cepas, señaló en una nota la Secretaría de Salud Estadual. Denominado P5, el nuevo tipo fue localizado en el municipio de Porto Real, en el sur del estado.

En medio de la pandemia, Río de Janeiro es uno de los estados más golpeados con 54.500 fallecimientos, poco más del 10 % de lo registrado en todo Brasil, que este martes superó las 504 mil víctimas fatales. Por lo pronto, en el lugar la cepa predominante sigue siendo la P1, que luego de surgir en la región amazónica se diseminó por todo Brasil y otros países.

La identificación de la nueva variante fue realizada por la Red Corona-Omica-RJ que realiza el monitoreo genómico , y en la cual participan profesionales del Instituto Fiocruz, la Universidad Federal de Río de Janeiro y la Fundación Getulio Vargas, entre otros centros académicos.