Ambos fueron detectados en un operativo realizado en Tunuyán. 

Durante las primeras horas del pasado miércoles, personal de Policía Vial instaló un puesto operativo a la altura de calle Pellegrini y Francisco Delgado para realizar los correspondientes controles de alcoholemia. 

Según detallaron fuentes policiales, cerca de las 2:00 horas, procedieron a detener la marcha de un vehículo marca Ford modelo Galaxy, al mando de un ciudadano de 52 años. El cual lanzó resultado positivo ante el alcotest, con 1,30 gramos de alcohol en sangre. 

También, siendo las 4:00 horas, detuvieron la marcha de una camioneta marca Peugeot 504, al mando de un ciudadano de 28 años, quien al someterse al control de alcoholemia, pudo constatarse conducía con 1,38 gramos del alcohol en sangre. 

De acuerdo a las directivas del Doctor Paserini, se procedió a retener las licencias de conducir, como así también ambos rodados. En cuanto a los conductores, fueron trasladados para llevar adelante el correspondiente proceso contravencional en Averiguación al Artículo 67 bis de la Ley 9024. Con intervención del Juzgado de Paz Letrado y Contravencional de Tunuyán.

De acuerdo al endurecimiento de las penas de la Ley de Seguridad Vial y Tránsito, los conductores que conduzcan  con 1 gramo o más de alcohol en sangre, arriesgan multas que van de los $48.000 a los $108.000, inhabilitación para conducir vehículos de 3 meses a un año, y arresto por 30 días.