Se trata de Salta y Jujuy.

Ante el anuncio del  Gobierno nacional sobre el fin de la obligatoriedad del uso del barbijo en la vía pública generó dudas y reparos en algunas provincias, donde apuntan contra una decisión que fue vinculada a un objetivo netamente electoral.

Por otro lado, también surgieron cuestionamientos por la falta de una coordinación para aplicar esa medida que, incluso, no está contenida en ninguna norma nacional por el momento.

Las primeras provincias en rebelarse a la nueva medida fueron Salta y Jujuy, que adelantaron que no adherirán, por lo que el uso del tapabocas en sus territorios sigue siendo obligatorio.

El consejo de salud de la provincia de Salta manifestó, «nosotros no vamos a modificar absolutamente nada de lo que hemos hecho”, aseguró este martes el ministro de Salud Pública de la provincia, Juan José Esteban en declaraciones radiales. “Me parece que las medidas de Nación son muy anticipadas. Se tendría que haber tratado en el COFESA”.

Mientras, el gobierno jujeño anticipó que «por el momento las medidas de bioseguridad siguen vigentes» en su territorio. “Mientras se espera comunicación oficial de la normativa nacional sobre las flexibilizaciones anunciadas públicamente, el COE analiza el escenario epidemiológico y sanitario provincial”, destaca un texto publicado en las redes sociales.

Por su parte, Mendoza también sigue a la espera del DNU para tomar definiciones al respecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here