El proyecto fue presentado desde la Cámara de Comercio.

Hasta el Concejo Deliberante, desde la banca del vecino, llegó un proyecto que busca fomentar el desarrollo económico local. El principal objetivo, según explicó Arturo Pechemiel, referente de la CIAT, en diálogo con Canal 8, es “aliviar las tasas municipales. Consiste en no pagar las tasas municipales por dos años a todas aquellas nuevas empresas o emprendimientos que se radiquen en Tunuyán”.

De este modo, resaltó que lo que se pretende es “fomentar el desarrollo privado. Esto no va a ser la solución, pero es un alivio y lo que también se busca es un gesto. Tunuyán, al ser el primer municipio de la provincia en tener este beneficio, se puede replicar en el resto de los departamentos pidiendo un impuesto provincial a través de las diferentes cámaras”.

Ya trabajando en el proyecto, “la idea puede ir mucho más allá y puede ser más significativa. La idea no es que se deje de tributar, sino un alivio hasta que uno sea fuerte y cuando sea solvente comiencen a tributar”.

Cualquier rubro podría ser beneficiado, “comercio, agro, turismo, industria”, detalló Pechemiel. “Esto ayuda también a que las empresas se formalicen. Hay que fomentar y comenzar a blanquear las cosas en el país. Hay que inscribirse en la municipalidad y ahí por tener un nuevo emprendimiento van a tener un beneficio por dos años de no pagar las tasas municipales. El que no esté formal no va a recibir el beneficio”, puntualizó.

Para finalizar, mencionó, “queremos enriquecer el proyecto, pero sabemos que no se va a aprobar así como está. Si se aprueba va a sufrir modificaciones, pero van a ser buenas”.