Los disturbios se desencadenaron tras la muerte de un joven de 19 años.

Las protestas y la violencia por la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la policía el lunes pasado en Mineápolis, se extendieron por ciudades de todo Estados Unidos, con incendios, saqueos y enfrentamientos entre manifestantes y agentes antidisturbios.

Hasta la fecha se han contabilizado dos muertes: un joven de 19 años tiroteado en Detroit y un agente federal también tiroteado en Oakland.

Pese al toque de queda en Mineápolis cientos de manifestantes desafiaron la medida impuesta y, como en las últimas tres noches, repitieron esta madrugada los incendios, actos de vandalismo y saqueos de comercios.

Con una situación que se repite en diferentes lugares del país, gran cantidad de personas se reunieron en varios puntos, como frente a la Casa Blanca, en Washington, pero también en Nueva York, Dallas, Houston, la ciudad natal de la víctima, o Las Vegas, Des Moines, Memphis y Portland. En Atlanta, se quemaron coches de policía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here