El dato fue relevado por la Dirección Nacional de Migraciones que conduce Florencia Carignano.

La Dirección Nacional de Migraciones (DNM), dependiente del Ministerio del Interior, detectó que casi el 40% de las personas que ingresan a la Argentina no cumplen con la cuarentena obligatoria. Así lo confirmaron tras poner en marcha, desde la semana pasada, un refuerzo en los controles de aislamiento para colaborar con las provincias con el objetivo de evitar la propagación de las variantes más infecciosas y que aún no tienen circulación en la Argentina.
Florencia Carignano, titular de la DNM, puso de manifiesto la importancia que tiene que la gente cumpla con las cuarentenas para evitar que las nuevas variantes de COVID-19 no se propaguen por el país. “Necesitamos cuidar el esfuerzo que está realizando la gente. El ingreso de nuevas variantes más contagiosas y virulentas pueden poner en jaque la apertura de actividades que hemos conseguido con mucho sacrificio y volver a tensionar el sistema de salud”, sostuvo.
Según marca el Decreto 260 y la Disposición 2252/20, todas las personas que vuelvan del exterior tienen la obligación de presentar un PCR negativo para poder abordar su vuelo de regreso y además realizarse otro test al llegar a territorio argentino. Si el resultado de este último examen es positivo, tienen la obligación de alojarse en un hotel sanitario dispuesto especialmente hasta que se determine qué variante de COVID-19 es la que presenta el contagio.
Los controles, además de en CABA, se desarrollaron en Buenos Aires, Santa Fe, Chubut, Mendoza, La Rioja, Corrientes, Jujuy y Salta.