De acuerdo a los datos del INV (Instituto Nacional de Vitivinicultura), el consumo del vino per cápita tuvo el mayor crecimiento de los últimos 42 años. El estudio de este organismo  mostró que no sólo se exportó más sino que también se tomó más vino en el mercado interno. Así, el 2019 cerró con un consumo de 19,63 litros per cápita.

Los números del INV aseguran que la comercialización en el mercado interno subió 5,1% entre enero y diciembre de 2019. Los despachos de botellas crecieron 6,8% en volumen pero toda la sinergia se dio en el segmento de 1.001 a 1.500 cm³ con un crecimiento del 36,1%, apalancado por un solo líder del sector, que se ubica en el Este. El segmento de botellas de 651 a 750 cm³ cerró en rojo con una baja del 0,8%.

Por su parte, las ventas en tetra brik, que representan 40% de las ventas en mercado interno, también lograron una performance positiva, con una suba del 3%. En tanto el bag in box sigue en alza y logró una suba del 50%, aunque la base sobre la que crece es muy pequeña.

Fuente: Los Andes