En esos lugares las personas no respetan la cuarentena y el gobierno no encuentra solución.

A nivel nacional en las últimas horas se confirmó ya el primer caso de COVID – 19, en el popular asentamiento Villa 31. En ese lugar viven más de 40 mil habitantes en condiciones precarias de vida.

Desde que comenzó la pandemia, el gobierno que conduce Alberto Fernández, comenzó a implementar diferentes políticas para que el virus no se desparrame y sobretodo no llegue a los barrios o lugares más vulnerables de Argentina.

Debido a este primer caso confirmado a nivel nacional en este popular asentamiento, se encendieron las alarmas ya que un contagio masivo podría ser algo fatal para esas personas que viven en condiciones muy necesitadas y que en varios casos no tienen ni si quiera los servicios básicos.

Este problema también está en las provincias y departamentos, ya que los barrios de emergencias están en diferentes puntos.

Puntualmente en Tunuyán, la situación tiene tintes parecidos, a la nacional, ya que la gente de ese lugar es muy poco lo que respeta la cuarentena obligatoria y la policía al momento de hacer presencia es recibida con piedras e insultos lo que hace que el trabajo sea muy complicado para los efectivos.