El objetivo es ayudar a las familias con más bajo recurso.

En tiempos de pandemia, muchas familias cayeron en la injusticia social de la pobreza, ya que se quedaron sin su fuente de trabajo y por ende dejó de ingresar dinero al hogar.

Ante esta situación desde la Iglesia Nuestra Señora del Carmen, comenzó a trabajar un grupo de jóvenes del departamento de Tunuyán, donde realizan más de 200 viandas de comidas por semana para entregarlas a los más necesitados.

“Hace meses que ya este grupo de jóvenes vienen trabajando y ayudando a todas las personas que por uno u otro motivo no pueden llegar  a fin de mes con el dinero ni los alimento”, aseguró el Padre Federico Kahr.

Además agregó: “Todos los miércoles se juntan en horas del mediodía preparan las raciones de comidas y las salen a entregar a los lugares donde se encuentran estas familias”.

Todos los interesados en querer realizar donaciones de alimentos o todo tipo de insumos que sirvan para realizar una comida, lo pueden acercar a las instalaciones de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen.