Se mantiene en alerta ante la posibilidad que el crecimiento de casos de Covid-19 en determinados países pueda impactar negativamente en la situación epidemiológica de la Argentina como consecuencia del turismo.

El Jefe de Gabinete de Ministros, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, analizaron este lunes propuestas.  Los funcionarios nacionales analizaron este mediodía modelos tomados por distintos países para evitar el ingreso de personas con coronavirus. En la actualidad al arribar a Canadá se evalúa la salud del viajero antes de que salga del puerto de entrada. Las personas deben aislarse durante 14 días aún si no tiene síntomas. Esto es obligatorio y lo tienen que pagar los viajeros.

A su vez, todos los viajeros de cinco años o más deben proporcionar prueba de un resultado negativo de laboratorio para Covid-19 antes de abordar un vuelo a Canadá.

Entre las medidas analizadas cobra fuerza la idea de implementar un esquema similar al que funciona hoy en Canadá, donde cada pasajero tiene la obligación de pagarse sus test de PCR y su alojamiento de confinación de modo obligatorio al regresar.

Los viajeros que no tengan una razón no discrecional para viajar al exterior se les negará la entrada por un oficial de servicios fronterizos.

Desde diciembre se encuentran cerradas las fronteras argentinas luego de que el Gobierno decidiese suspender el turismo extranjero en el marco de una escalada de nuevos casos de coronavirus. Los únicos que pueden ingresar son los residentes y ciudadanos argentinos.

Qué se necesita hoy para ingresar al país

A todos los residentes y ciudadanos argentinos, los únicos en la actualidad autorizados para ingresar al país, se les solicita un test PCR realizado hasta 72 horas previas al embarque.

Además, deben firmar una declaración jurada a la salida del país, con la obligación de cumplir con 10 días de cuarentena al arribo al país que se contabilizarán desde que se realiza el test de PCR. En esta declaración jurada se adjunta el domicilio de realización de la cuarentena.

Los argentinos al salir del país firman una declaración jurada en la que asumen la responsabilidad en caso de que existieran cambios de normas en los pasos fronterizos, así como también no exigirán ser repatriados ni responsabilizarán al Estado argentino por su situación en el extranjero.