Eran un total de 15 mil dosis destinadas a Río Turbio.

El lote incluía dosis de Pfizer y de Sinovac, pero fue rechazado por el Gobierno argentino. Estaban destinadas a la localidad del sur Río Turbio en la provincia de Santa Cruz.

La justificación al rechazo, fue que el lote estaba integrado por dosis que aún no fueron aprobadas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).

Esta población que habría recibido las dosis, es una región de 15.000 habitantes. Desde el Gobierno chileno habían solicitado el envío de estas dosis ya que estos ciudadanos suelen cruzar la frontera para cobrar jubilaciones y otros tipos de haberes. Incluso, hay miles de ciudadanos del país trasandino radicados en ese punto del Sur argentino.

Sin embargo, en un comunicado oficial destinado al Senado chileno, “me permito informar a usted que nuestra Embajada en Buenos Aires, junto con revisar la normativa sanitaria local, ha tomado contacto con el director de la ANMAT de la Argentina, Manuel Rodolfo Limeres, para conocer la posición de su país respecto de las vacunas Pfizer y Sinovac”, expresaron.

Agregando además, “al respecto, la autoridad sanitaria informó que los antes citados laboratorios no cuentan, en estos momentos, con registros vigentes para sus vacunas en el país, ni tampoco han solicitado el inicio del trámite para ese fin, por lo que no existe autorización para vacunación con tales fármacos (…) Consecuentemente, las referidas vacunas, en la actualidad, no están contempladas dentro del plan de vacunación aprobado por la Argentina”.