Se intenta frenar la suba.

El Gobierno negocia a contrarreloj con frigoríficos y cámaras empresarias para poder congelar el precio de cinco cortes de carne hasta fin de año. Busca así ponerle un freno a la suba desmedida de los alimentos. Los cortes serían asado, vacío, matambre, cuadrada, falda y paleta.

Mientras el Ejecutivo, promete levantar el cepo a las exportaciones que hoy rige en el país y que tensa la relación con el campo.

El Gobierno suspendió las exportaciones de carne tras la suba de precios que se venían registrando en los últimos meses, con alta incidencia en el indicador de inflación que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que muestra el fuerte impacto en los ingresos de los trabajadores como consecuencia del alza en el costo de vida.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, defendió este jueves la suspensión de exportaciones ante una consulta de la oposición al respecto. Dijo que lo que se busca es “desacoplar” el precio de la carne en los mostradores de las carnicerías argentinas de los valores internacionales de la carne.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández había recibido un día antes a representantes del Consejo Agroindustrial Argentino (CAA) en la Casa Rosada, ante quienes se comprometió a habilitar una mesa de diálogo para buscar soluciones a la problemática del precio de la carne en el mercado interno.