Desde el Ministerio de Cultura y Turismo y a través de una resolución, se provee el marco legal para el desarrollo de esta práctica de “camping con glamour”, como una de las ofertas de alojamiento.

En busca de la reactivación de la actividad turística en Mendoza, se desarrolló una propuesta para incorporar el glamping entre las modalidades de alojamiento que ya contempla la provincia.

Los pernoctes bajo la modalidad del glamping se han convertido en tendencia en todo el mundo. En esencia, propone el alojamiento en una amplia gama de habitáculos, pasando por casas árbol, tiendas, domos, yurtas, cuevas, enramadas, vagones ferroviarios, que habilitan un contacto íntimo con la naturaleza y el paisaje, recreando la acción de acampar pero con las comodidades propias de la hotelería. Asimismo, apuesta a la reducción del impacto ambiental, a partir del empleo de energías alternativas y renovables.

Con la modalidad de glamping, los turistas tendrán al alcance lugares cómodos y plácidos en medio de la naturaleza, sin riesgos de contagio por contacto con otros grupos, con la sensación de que acampan, desprovistos de la necesidad de acarrear, armar y mantener carpas, proveerse de alimentos y bebidas, con servicios resueltos y comunicaciones aseguradas. Además, todas las Áreas Naturales Protegidas (ANP) y otros ambientes naturales provinciales ganarán la posibilidad de contar con servicios y construcciones sustentables, posibilitando el crecimiento de la actividad y el cuidado de nuestros bienes naturales.

De esta forma, a través de la Resolución N° 12/2021, el Ministerio de Cultura y Turismo provee el marco legal para el desarrollo del glamping, diversificando y ampliando la oferta de alojamientos bajo principios rectores de sostenibilidad, accesibilidad y calidad; buscando el fortalecimiento y desarrollo económico y fomentando la utilización de energías renovables, el cumplimiento de políticas ambientales y el cuidado de la salud.