Preocupa la situación sanitaria.

Ahora desde Nación evaluarían dar un plazo de 48 horas a las provincias para tomar medidas y endurecer restricciones, sino intervendrían desde Casa Rosada. Nuevas restricciones ya rigen en el país desde el pasado viernes, aunque aseguran que en alguna provincias no se respetan y los contagios aumentan.

Pese a los intentos de reducir la circulación, la situación sanitaria es preocupante. Según trascendió, ahora les darían a las provincias un “dead line” de 48 horas para que endurezcan las medidas. Si estas no implementan controles más severos, lo hará el Gobierno, según señaló el sitio de noticias TN.

Durante la mañana de este miércoles, la Ministra de Salud de la Nación Carla Vizzotti, reconoció que Argentina se encuentra en un “momento critico”.

Además, advirtió que «las bajas temperaturas favorecen la circulación de los virus respiratorios», e instó a extremar las medidas de cuidado y a cumplir con los protocolos.  Además pidió que se posterguen las actividades que no son indispensables como las reuniones sociales y los festejos.

«Si no cumplimos con las medidas va a ser muy difícil detener esta segunda ola. Cuantas más personas se enfermen van a haber más personas que mueran», advirtió.

Argentina lleva varias jornadas registrando una cantidad alarmante de casos, que enciende las alarmas. Expertos aconsejaron al Gobierno cerrar todo desde las 18, aún sin definiciones, se espera que desde Nación puedan tomar nuevas medidas si no lo hacen las provincias.