La disminución fue del 50%.

A los fines de contener la inflación y el impacto en los alimentos, el Gobierno presentó un nuevo esquema de exportaciones para la carne vacuna, con un nuevo cupo de ventas de carne al exterior.

Se podrá exportar hasta el 50% del volumen mensual promedio exportado en 2020, e impuso la prohibición para exportar media res, asado, matambre, vacío, cuadrada, falda, tapa de asado y paleta.

“Hoy hay que priorizar el bolsillo de los argentinos”, resumió el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, quien anticipó que el presidente Alberto Fernández firmó un decreto con estas medidas. “El consumo de carne en la Argentina es emblemático, cultural, es un tema que tenemos que trabajarlo adecuadamente. La prioridad absoluta es que no falte carne en la mesa de los argentinos”, agregó.

En el marco de un Plan Ganadero que tiene como objetivo “bajar los precios”, Kulfas informó la liberación de la exportación del resto de los cortes, pero con un cupo mensual hasta llegar al 50% del promedio del año pasado.

“Estamos volviendo a poner en funcionamiento acuerdo con frigoríficos para poner a la venta once cortes de carne a bajos precios”

Además, se anunció la ampliación del acuerdo por cortes a precios accesibles, que se extenderá a todos los días de la semana a valores que en determinados productos serán hasta 45% más bajos que los valores actuales. Los cortes:

Tira de asado – $359 x kg.

Vacío – $499 x kg.

Matambre – $549 x kg.

Cuadrada / Bola de lomo – $515 x kg.

Tapa de asado – $429 x kg.

Carnaza – $379 x kg.

Falda – $229 x kg.

Roastbeef – $409 x kg.

Espinazo* – $110 x kg (vigente en Precios Cuidados).

Carne picada* – $265 x kg.

Paleta – $485 x kg.