El Hospital Humberto Notti cuenta con un nuevo sistema para brindar más y mejor atención a pacientes que concurren por COVID-19. Se trata de ofrecer mayor confortabilidad a la hora de su consulta.

El trabajo conjunto de los diferentes sectores del hospital permitirá que los pacientes que ingresen con sospecha de COVID-19 sean evaluados y derivados con agilidad, evitando la posible circulación del virus para intensificar la seguridad de los pacientes.

Natalia Sánchez Zapponi, jefa de Guardia, explicó ““La idea es que los pacientes que lleguen al hospital sean evaluados desde el ingreso, es decir, ya los recibe el personal de seguridad que ha sido capacitado por el Servicio de Epidemiología para realizar el despistaje de patología. Posteriormente, si el paciente es considerado caso sospechoso, pasa a un módulo para registrarlo en el sistema informático hospitalario para la realización posterior del triage por enfermería.”

El sistema de triage, que se utilizará para evaluar a los pacientes, ponderará la sintomatología para su posterior atención.

“Una vez allí, se evaluará si cumple con los requisitos para la realización de un test de antígeno, un estudio rápido de detección de COVID-19 o, si es necesaria, la realización de un PCR. Luego de este procedimiento, los pacientes serán hisopados y los resultados serán entregados a los padres. En caso de ser positivos, serán atendidos en la guardia y aislados en un sector específico. Si el resultado fuera negativo, los pacientes serán derivados a la carpa para la evaluación de los médicos pediatras, quienes realizarán nuevamente una pesquisa”, detalló la profesional.

Los test de antígeno son analizados por el personal del laboratorio del hospital. “Se trata de una prueba inmuno-cromatográfica que detecta las proteínas virales específicas de SARS-CoV-2”, explicó la bioquímica Sandra Grucci. Los resultados de las pruebas se entregan en 30 minutos aproximadamente.

Paralelamente, el Servicio de Epidemiología del hospital se encarga de articular el trabajo entre bioquímica, guardia y enfermería. A la vez, desarrolla un trabajo de seguimiento telefónico con los pacientes a fin de que puedan contar con el adecuado acompañamiento y seguimiento de su enfermedad durante todo el proceso.

De esta manera, el hospital continúa en permanente búsqueda de nuevas estrategias de atención que procuren la seguridad de todos los pacientes, como también garantizarles una atención de calidad.