Matías Albornoz, fue condenado a cadena perpetua.

El crimen de la comerciante de Tupungato, en el año 2016, llegó a su fin y terminó con el único imputado en la causa condenado a cadena perpetua.

Matías Albornoz, llegó al juicio siendo el único imputado y el jurado lo terminó encontrando culpable. Posteriormente el juez que llevó adelante la causa lo terminó condenando a cadena perpetua.

  Albornoz fue declarado culpable del delito de «homicidio criminis causa», es decir para ocultar otro delito, en este caso el robo, tal como había solicitado el fiscal del juicio, Javier Pascua.

El debate comenzó el martes pasado y fue el primero en realizarse en el nuevo Polo Judicial, el complejo penitenciario de la provincia donde también hay salas de audiencia.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here