Se colocaron sillas para descanso, se cuido de que mantengan la distancia recomendada entre personas y se les brindó alcohol en gel.

Por la apertura de bancos, miles de abuelos de toda la provincia y país asistieron a las sucursales bancarias para poder cobrar su sueldo.

Ante esta situación y en el marco de la cuarentena obligatoria por la pandemia de cornoavirus, el municipio trabajó codo a codo con los efectivos policiales, bomberos y preventores para asistir a cada uno de los abuelos.

En sus redes sociales, el propio jefe comunal de Tunuyán, escribió lo siguiente:

«Hemos acompañado a nuestros abuelos durante las jornadas en los bancos asistiendo con la policía de Mendoza, Bomberos Voluntarios, Preventores y personal municipal que prestó servicios colocando sillas para el descanso, ordenando las distancias mínimas, desinfectando manos con alcohol en gel, despejando dudas y cuidando el transito en las zonas aledañas».

Por otro lado Martín Aveiro, sugirió a las autoridades nacionales que hacer para evitar largas filas y temperaturas bajas.

1 Ampliar los días  y horarios de atención y otorgar a los jubilados días exclusivos.

2 El horario de atención para los jubilados que sea de 12 a 16 donde la temperatura es más cálida.

3 Asignar menos números de documentos por jornada para evitar aglomeraciones de gente.

Por último aseguró que todo el personal municipal está disponible para brindar asistencia de ser necesario.