«Fue un mes muy positivo y tranquilizador para el sector económico», aseguró el jefe de estado.

Tras cumplirse un mes de que asumió como presidente de todos los argentinos, el propio Alberto Fernández, realizó un balance de todo el trabajo realizado.

El mandatario consideró «positivo» haber «tranquilizado» la economía. Además se mostró contento  por haber avanzado en el ordenamiento de «cuentas» y aseguró que «esta vez no las van a pagar los que menos tienen»

Respecto al Fondo Monetario Internacional, la respuesta fue «Hubiéramos querido que no fuera así, no exigirle a nadie tanto, pero a veces hace falta hacerlo», insistió y, consultado sobre las negociaciones con el FMI por los vencimientos de deuda, aseguró que «está todo bien y encaminado».

En su primer mes de gestión, Fernández adoptó un conjunto de medidas orientadas a reactivar la economía, a hacer frente a la inflación y a atender principalmente a los sectores más vulnerables.

Entre las principales medidas adoptadas por el gobierno nacional a partir del 10 de diciembre figuran la ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, aprobada por el Congreso el 21 de diciembre, que declara la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social.

 

 

 

Fuente: Ámbito

COMPARTIR