En junio, julio y agosto se produjo una marcada concentración de los robos.

El cobre se transformó en un botín preciado por los delincuentes por el alto valor de reventa del metal y esto se reflejó en el crecimiento exponencial del robo de cables, de los convencionales como también los de la fibra óptica

Haciendo una comparación, los hechos que ocurrieron en 2020 y en lo que va del 2021 el robo de cables creció más del 70%.

Según la información que ofreció una reconocida empresa telefónica, el robo de cables aumentó un 73% en comparación al año pasado con una fuerte incidencia en los últimos tres meses.

Las cifras comparadas de 2020 contra 2021 reflejan que en junio 2020 se registraron 13 robos, contra 57 del 2021; en julio, la cifra creció de 19 a 56 y en agosto, los registros reflejan un recrudecimiento que llevó de 9 a 85 estos episodios delictivos.

En tanto en Mendoza, en el lapso de un año en la provincia pasaron de reponer 15.393 metros de cables a 41.157 metros.

El mismo reporte arroja que el año pasado, 13.800 clientes se vieron afectados por este delito, mientras que en lo que va de 2021, 33.500 clientes mendocinos ya vieron interrumpido el servicio como consecuencia de los recurrentes robos. Así tanto usuarios como empresas proveedoras del servicio de internet también se ven afectadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here