En tiempos de pandemia, la práctica de muchos deportes se ha visto resentida, aunque en Tunuyán no parece ser la realidad del tenis. De acuerdo a lo que manifiesta uno de los más reconocidos profesores de este deporte en la región, en el club que se enseña esta actividad, el número de asistentes ha aumentado, aunque ha modificado la forma de trabajar, y la mayoría de los nuevos adeptos son niños. Incluso, afirma que es más personalizado y «más profesional».

«Básicamente la pandemia nos ha modificado toda la dinámica de trabajo. Nosotros veníamos haciendo desarrollo  con manejo de grupos, donde participaban 10 o 15 personas por cancha. En lo que respecta a adultos, lo que hemos hecho es un cambio de dinámica total, dando clases particulares de a dos personas. Esto nos requiere mucho más tiempo de trabajo, pero ha hecho que ese trabajo sea un poco más de calidad, porque podemos estar más cerca corrigiendo detalles», apuntó  Raúl Nahim, profesor del Club de Campo Tunuyán.

En este sentido, el deportista destacó que «esto ha llevado a que todo se haya hecho más técnico, más profesional, por decir una palabra, para los que vienen a tomar clases. Nos estamos acostumbrando  a esto, tratando de aprovechar la nueva dinámica para potenciar aún más el deporte».

Si bien la pandemia, adhiere Nahín , ha afectado el trabajo de las prácticas del tenis en este club, no  lo ha hecho con la cantidad de asistentes que habitualmente aprenden y practican este deporte. Es más, afirma que ahora hay más gente que antes de la pandemia.  «Nosotros ya veníamos con un grupo consolidado de unos 100 alumnos más o menos. Esos alumnos han estado encerrados en sus casas (durante la estricta cuarentena) y deseosos de volver a realizar la actividad, de dispersarse un poco. Entonces, (con la reactivación) nosotros hemos mantenido ese grupo e inclusive nos ha aumentado el número de personas  porque muchos de los hijos de los mismos alumnos que ya estaban en el grupo han querido venir a aprender este deporte, que es uno de los permitidos, y se han sumado», destacó Nahim y agregó: «esto también se debe a que a los niños se le han limitado varias actividades. Por eso, para los niños, respetando el protocolo, tenemos hasta 10 chicos por cancha. Con eso, pudimos sumar dos profes más».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here