A Mendoza, le tocarán 825 millones.

Así lo informó la secretaria de Provincias del Ministerio del Interior, Silvina Batakis.

Son fondos destinados a sostener el funcionamiento de sus finanzas y cubrir las necesidades ocasionadas por la pandemia de coronavirus. Precisó que «estos $ 20.000 millones se distribuyeron conforme al índice de Coparticipación Federal Impositiva», porque destacó que «es el que se acordó por consenso con los gobernadores».

Nuevo programa

El Gobierno nacional creó el Programa para la Emergencia Financiera Provincial, que tendrá por objeto asistir financieramente a las provincias, mediante la asignación de $ 120.000 millones, la mitad provenientes de Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y el resto en forma de créditos del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial.

«El programa se aplicará a partir de dos fuentes de financiamiento: los ATN y la capitalización del Fondo Fiduciario», señaló Batakis, quien precisó que «por los Aportes del Tesoro las provincias no deberán rendir cuentas, pero para pedir los créditos del Fondo Fiduciario, deberán acreditar que tienen desequilibrios financieros».

Explicó que «los siguientes $ 40.000 millones se distribuirán de acuerdo evolucione la crisis sanitaria y social», y añadió que «puede ser que este mes haya un refuerzo, aunque por ahí no de la misma magnitud».

«Esto es algo que lo vamos evaluando permanentemente, porque no hay precedentes de la situación en la que estamos. Entonces la vamos analizando en conjunto con los gobernadores, de acuerdo a la evolución de la crisis en cada provincia», indicó la funcionaria.

También puntualizó que «la distribución puede ser que vuelva a hacerse por el índice de coparticipación, no se descarta», pero estimó que «seguramente se agregará alguna cuestión sanitaria o social».

Sobre los créditos del Fondo Fiduciario subrayó que «cada provincia tiene que solicitarlo y demostrar problemas financieros», y agregó que «una vez que se evalúa porqué se hace la solicitud, se pide una serie de informaciones para demostrar el desequilibrio financiero que hay».

Los préstamos serán reembolsados por las jurisdicciones en 36 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, con un período de gracia hasta el 31 de diciembre próximo; y la tasa aplicable será del 0,10% nominal anual y se calculará sobre el capital ajustado por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que elabora el Banco Central.

Los intereses devengados desde cada desembolso se capitalizarán hasta el 31 de diciembre próximo.

«Lo veníamos hablando desde hace un montón, y es que este financiamiento tenía que ser a tasa híper subsidiada», destacó Batakis, quien indicó que «las provincias pueden enviar desde ahora su pedido, de hecho, Tucumán y Chubut ya lo hicieron».

Aclaró que «por supuesto que hay un trabajo interno de fundamentar bien la necesidad de la provincia», y estimó que «seguramente habrá distritos que no lo van a pedir».

«El trámite de estos créditos es rápido. Además, ya tenemos los datos de las provincias», explicó la secretaria, quien afirmó que «la semana que viene tendría que estar todo aceitado y se empezarían a entregar los primeros montos».

Fuente: Telam/MInisterio del interior