En el Maracaná de Brasil, se jugará la final de la Copa Libertadores.

En las últimas horas, Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol, confirmó los dos estadios que albergarán las finales de las competencias deportivas más importantes de Sudamérica.

Por encima del Monumental de Núñez, la Bombonera de La Boca, el estadio Único de La Plata y el «cilindro de Avellaneda, la Conmebol, decidió elegir al estadio Mario Kempes, de la provincia de Córdoba, para que se juegue la final de la Copa Sudamericana 2020.

Por su parte la final de la Libertadores, este año se disputará  en el místico estadio Maracaná de Brasil.

«Estamos trabajando en un protocolo para que si se llega a reanudar el fútbol en los diferentes países también se puedan jugar la Libertadores y la Sudamericana», indicó Domínguez sobre la reunión virtual de hoy del Consejo de la Conmebol, con Claudio Tapia, titular de la AFA, como invitado.