El país carioca está segundo entre los países con más afectados por el coronavirus, con 51 mil muertos y más de 1 millón de contagiados. Comenzó con las pruebas de vacunas de Oxford contra el Covid.19.

El estado de San Pablo, uno de los más afectados en Brasil por la pandemia de coronavirus, inició pruebas en dos mil personas con el prototipo de vacuna que se desarrolló en la Universidad de Oxford. El proyecto británico es uno de los más avanzados contra la Covid-19, y podría comercializarse a la brevedad.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil dio luz verde para hacer pruebas, en un país cuya máxima autoridad, el presidente Jair Bolsonaro, no se cansa de provocar y burlarse de quienes sostienen la necesidad del aislamiento social para paliar la propagación del virus.

Brasil cuenta en estos momentos con 1,1 millones de contagiados y más de 51 mil muertes por la pandemia, de acuerdo a los últimos datos del ministerio de Salud. Es el segundo país más afectado del mundo, luego de Estados Unidos, que tiene  2,3 millones, según el conteo global.

En Brasil, la investigación es llevada adelante por el Centro de Referencia para Inmunobiológicos Especiales (CRIE) de la Universidad Federal de Sao Paulo (Unifesp), con la coordinación de la empresa Weckx y el apoyo financiero de la Fundación Lemann, del multimillonario Jorge Paulo Lemann.

De acuerdo a los detalles,  la vacuna de Oxford usa un vector viral inactivado. Se trata de una versión atenuada de un adenovirus de chimpancé que fue modificado y al que se le agregó información del SARS-CoV-2.

El virus se inyecta a los pacientes e ingresa en sus células sin provocar la enfermedad, pero, a través de las proteínas, es reconocido por el sistema inmune.

Desde la Fundación Lemman estimaron que “los especialistas tienen un largo camino que recorrer antes de poder celebrar los buenos resultados” y que ” lo que vendrá después, todavía no lo sabemos”.

La idea central de esta primer prueba  es testear la vacuna en el universo de 2 mil personas en Brasil, lo cual convierte al gigante de América del Sur en el primer país, después del Reino Unido, en el que se realizan pruebas en seres humanos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here