En el primer día de las recomendaciones del gobierno de «quedarse en casa», los supermercados de Tunuyán mostraron varias góndolas vacías. En las sucursales de Atomo del centro de Tunuyán, por ejemplo, hasta noche no había stock de rollos servilletas, con faltantes dei varios productos de higiene personal, alcoholes de todo tipo y algunos productos de la canasta básica.

Una especie de psicósis invadió al parecer  a los tunuyaninos este lunes, luego de los anuncios del gobierno nacional y provincial para prevenir una posible propagación del COVID-19 en el país.

Además de góndolas con faltantes de productos, supermercado Vea también colocó carteles dirigidos al público que comunicaba una restricción de compra a solo 3 productos esenciales por persona en alcohol,  lavandina, jabón antibacterial, desinfectante de ambiente, papel higiénico, rollos de cocina, arroz, leche, harina, fideos, aceite y conservas.

«Por favor, le solicitamos llevar la cantidad necesaria para uso familiar y así permitir que todos puedan acceder a los productos», dice otro de los carteles que se repite en cada góndola del supermercado ubicado en San Martín y Chile.

A estas imágenes se suma la información de los medios provinciales de que en estos días los supermercados han vendido la misma cantidad que en las fiestas de fin de año.