Los jugadores salen al campo de juego con barbijos.

En este país de Centroamérica, el gobierno liderado por Daniel Ortega, parecen no respetar a la pandemia del coronavirus y la actividad en el fútbol profesional se desarrolla sin inconveniente. Los jugadores salen con barbijos y algunos hasta con guantes a disputar los encuentros.

En Nicaragua el fútbol es uno de los deportes más populares luego del béisbol y el boxeo.

“La gente va con barbijos a las canchas, está precavida por sí misma, el virus recién está llegando a Nicaragua y hay miedo por lo que pasa en el resto del mundo”, contó Leandro Figueroa, jugador argentino que milita en el equipo Walter Ferretti.

“Es increíble que se siga jugando, la decisión la tomó la Liga con el consentimiento de los dirigentes de los clubes, aseguró Figueroa, volante ofensivo de 26 años, que jugó en Vélez, Newell’s Y Central Córdoba de Rosario.