Según su gobierno, la primera partida superó las pruebas de calidad en los laboratorios del Servicio Federal de Supervisión Sanitaria y fue distribuida en centros de salud.
Una partida inicial de la primera vacuna contra el coronavirus creada y registrada por Rusia empezó a ser distribuida en los centros sanitarios del país, informó hoy el Ministerio de Salud ruso.
Ayer, el titular de Salud, Mijail Murashko, aclaró que la puesta en circulación del fármaco en la actual etapa está destinada a vacunar a los grupos de riesgo, concretamente a maestros y personal médico.
Este lote, según Murashko, será también empleado entre los voluntarios que participan en la actual fase, la tercera ya, de los ensayos clínicos de la vacuna.
Varias potencias occidentales observan con reticencia esta vacuna rusa, alegando que todavía no cumplió las fases necesarias ni todos los ensayos clínicos para ser seguro
Por su parte, el alcalde de Moscú, Serguei Sobianin, aseguró que en la capital hay 5.000 voluntarios que se inscribieron para ser vacunados y recordó que “la vacunación masiva de la población comenzará hacia finales de año”.
En el marco de la carrera global por lograr la creación del medicamento y la relevancia geopolítica de alcanzar este objetivo, varias potencias occidentales observan con reticencia esta vacuna rusa, alegando que todavía no cumplió las fases necesarias ni todos los ensayos clínicos para ser seguro.
Por su parte, los científicos rusos que desarrollaron la vacuna publicaron los resultados de sus investigaciones con ella la semana pasada en la revista británica The Lancet, donde afirmaron que es segura y eficaz.
Paralelamente, una segunda vacuna desarrollada en el país por el centro de investigaciones Vektor, concluyó ya la segunda etapa de ensayos, anunció hoy el organismo de supervisión ruso, informó la agencia de noticias EFE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here