Legisladores de la provincia impulsaron este proyecto luego de que un estudiante de tercer grado de Chubut lo señalara como su sueño.

Thiago Huenchillán, un niño de ocho años de la localidad chubutense de Comodoro Rivadavia, inspiró a los legisladores de Tierra del Fuego a aprobar una ley para que todos los guardapolvos lleven un bordado de las Islas Malvinas.

El pequeño se hizo conocido cuando su maestra, en una clase virtual, le dijo que las Islas Malvinas no eran argentinas. Thiago sentó firme su posición y discutió con la docente. El niño comodorense lleva en su guardapolvo las Islas Malvinas bordadas y tenía el sueño que todos los alumnos llevaran ese símbolo de soberanía en sus delantales.

Según contempla el proyecto, la imagen del bordado deberá contener la isla Soledad con los colores de la bandera argentina y la isla Gran Malvina con los colores de la bandera de la provincia.

Además, deberá tener una dimensión mínima de 7 centímetros de ancho por 5 centímetros de alto, y los colores tanto de la bandera argentina como los de la provincia deberán ser los establecidos en la simbología oficial.

Por último, la ley indica que el Gobierno deberá «implementar un sistema de subsidio, beneficio o incentivo para aquellas empresas registradas que estén en condiciones de elaborar y proveer estos bordados».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here